AACROM

Mejora tu plan de aprendizaje con cuatro sencillas recomendaciones para este 2022.

Darle dirección a una empresa pasa por priorizar ciertas áreas de trabajo y brindarle continuidad a iniciativas ya encaminadas.  La calidad del servicio que se ofrece también pasa por un proceso amplio donde las tareas a resolver conllevan una buena parte de energía.  No es extraño, por ello, que en ocasiones el aprendizaje de los colaboradores termine en la última fila de las buenas intenciones para este nuevo año.

Vale la pena recordar que la formación es un factor fundamental para mantener la productividad y competitividad de una organización. Es necesario dar la importancia debida a este tema y dedicar tiempo tanto a la creación de planes de aprendizaje como al mejoramiento de los mismos, todo con el previo análisis diagnóstico de las necesidades de tu empresa.

 

En esta primera edición de nuestro boletín te brindamos 4 recomendaciones puntuales  que puedes incorporar en tu plan de aprendizaje y desarrollo, para que aprovechar al máximo su potencial y ver los resultados reflejados en el éxito de tu empresa para este año 2022.

1. Elabora el plan de desarrollo y aprendizaje en línea con los objetivos de tu organización:

A pesar de que este tipo de planes deben enfocarse en ofrecer oportunidades más amplias que permitan fomentar el potencial profesional de los colaboradores, también deben aportar herramientas que ayuden a tu empresa a crecer y a alcanzar, con excelencia, los objetivos  propuestos para el éxito .

Por tal razón, la estructura del plan de aprendizaje y desarrollo debe estar enfocada tanto en las potencialidades de los empleados como en las necesidades y metas de tu organización. De lo contrario, tu esfuerzo y el de ellos podría terminar siendo una pérdida de tiempo.

Para comenzar, considera los objetivos a corto, mediano y largo plazo de tu empresa y en base a estos identifica qué habilidades o competencias deben potenciarse en cada colaborador. Esto servirá para que las estrategias formativas a aplicar sirvan para potenciar la mejora continua en los procesos de tu organización. 

2. Incorpora las competencias blandas (soft skills ) en tu plan de aprendizaje:

Esto podría resultar una obviedad, pero a veces habilidades tan básicas como la comunicación asertiva y el trabajo en equipo son pasadas por alto en función de competencias consideradas más profesionales.

Por tal razón, la estructura del plan de aprendizaje y desarrollo debe estar enfocada tanto en las potencialidades de los empleados como en las necesidades y metas de tu organización. De lo contrario, tu esfuerzo y el de ellos podría terminar siendo una pérdida de tiempo.

Para comenzar, considera los objetivos a corto, mediano y largo plazo de tu empresa y en base a estos identifica qué habilidades o competencias deben potenciarse en cada colaborador. Esto servirá para que las estrategias formativas a aplicar sirvan para potenciar la mejora continua en los procesos de tu organización. 

3. Presta siempre atención al desarrollo personal.

Tus colaboradores siempre han de requerir un buen balance entre salud física, emocional e intelectual para poder lograr un excelente desempeño laboral, para focalizar su atención en  propósitos de crecimiento y, ojalá, mantener organizados todos los aspectos de su vida.

Es por ello que el plan debe buscar que evolucionen tanto en lo personal como en lo profesional, incorporar actividades y conocimientos que ayuden al desarrollo estos 3 aspectos antes mencionados resulta muy importante.

Es recomendable buscar la forma de conocer a tus colaboradores más allá de lo laboral, invitarlos a expresar cómo se sienten, qué les preocupa, etc. Sentirse escuchados, valorados y reconocidos puede ayudarles a salir de un espacio emocional duro y por ende, a mejorar su trabajo en la empresa, tener mayor concentración y enfoque a la hora de tomar acciones y decisiones.

Por otro lado, pueden incluirse seminarios o programas que les brinde educación continua sobre finanzas personales, liderazgo, y otros temas que complementan el aspecto personal y emocional. También se sugiere incluir actividades que fomenten su salud física y su vitalidad.

4. Deja que tus empleados sean dueños de su desarrollo profesional.

Los programas de aprendizaje centralizados y altamente estructurados definitivamente ya no funcionan. Los colaboradores deben tener la capacidad de opinar sobre sus planes de aprendizaje y poder administrarlos. Obviamente, esta no es una actividad que puedan llevar a cabo de manera independiente, sino que debe existir un equilibrio entre lo que ellos desean y lo que es conveniente para la empresa.

Sin embargo, es aconsejable que tomes en cuenta su opinión con respecto a los temas en los que les interesa capacitarse o sobre los cuales necesitan reforzar el conocimiento. 

Asimismo, dales la oportunidad de que puedan administrar la forma en que llevan sus capacitaciones. Hoy en día, gracias a las tecnologías digitales existen herramientas de e-learning que permiten que cada colaborador pueda llevar el ritmo de sus planes de capacitación, al mismo tiempo que el responsable del programa da un seguimiento puntual. Estos se llaman LMS o Sistemas de Gestión de Aprendizaje (Learning Management System).

Esta herramienta permite a tus empleados acceder y visualizar sus programas de capacitación de forma personalizada, a través de una plataforma amigable e intuitiva. Tus colaboradores pueden ser capaces de tener acceso a una gran variedad de herramientas de aprendizaje como por ejemplo: Catálogos de cursos, bibliotecas virtuales, foros de discusión, correos, chat etc.

Cuando los empleados tienen las herramientas para hacer su trabajo y, a su vez, pueden avanzar y crecer a nivel profesional, no sólo se sienten apoyados y felices, sino que también es más probable que permanezcan en tu organización por mucho tiempo, demostrando un mayor rendimiento y compromiso con la empresa.

Así también, la reputación de tu negocio a nivel de desarrollo y crecimiento de empleados, podría animar a los mejores candidatos a unirse al equipo.

Aacrom y sus estrategias digitales de aprendizaje e-learning desarrollan la implementación  y asesoría técnica del LMS Moodle con el que tu organización puede llevar a cabo de forma exitosa la implementación de estrategias que potencializan a tu talento humano.

Contamos con un catálogo de cursos esenciales para fomentar el desarrollo personal, así como estrategias de aprendizaje disruptivas cómo:

A- Aprendizaje 360: Basado en recursos visuales en 360° y con la apariencia de una visita guiada el usuario puede ir interactuando con vídeos, documentos, juegos y ejercicios de aprendizaje etc.

B- Aprendizaje Animado: Mediante avatares, plantillas animadas y  se genera un gran nivel de interactividad con todo tipo de contenidos. Este es el curso por excelencia hecho a la medida para nuestros clientes.

C- Aprendizaje Corporativo: un estilo de curso diseñado mediante imágenes fotográficas y vídeos profesionales en alta definición. Logra reflejar escenarios, contextos y dinámicas relacionadas a las temáticas de interés para su organización. 

D- Aprendizaje Gamificado: Este es un tipo de curso basado en la dinámica de los juegos virtuales. Con personajes, historias, retos y recompensas se logra generar una asimilación significativa de conocimientos y un entorno entretenido de aprendizaje.

¿Te gustaría conocer más sobre estos recursos de aprendizaje que ofrece Aacrom? Por medio del correo info@aacrom.com solicita una demostración virtual en la fecha que mejor se adecue a tu agenda. 

Descarga nuestra demostración general para que conozcas más sobre Aacrom, nuestras estrategias de aprendizaje y los paquetes especiales que brindamos para desarrollar al máximo el potencial de tu empresa mediante estrategias disruptivas de aprendizaje.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
1
💭 Solicita más información
Scan the code
Hola 👋
¿En qué podemos servirte?